HISTORIA

Aunque la historia de esta exhacienda se remonta a finales del siglo XVI, la arquitectura de la casa principal, como se encuentra ahora, data de la segunda mitad del siglo XX, ya que fue en esa época cuando se hizo la última remodelación profunda del lugar.

Se sabe –gracias a un documento– que en 1547 el primer Virrey de la Nueva España le otorgó 6000 hectáreas al español Pedro de Acosta en el área donde hoy se sitúa la Ex Hacienda de la Orduña. Sin embargo, el nombre del lugar se debe a que pocos años después, en 1593, Francisco de Orduña y su familia adquirió la hacienda e inició una importante producción azucarera, lo que permitió la fundación de un exitoso ingenio a principios del siglo XVII.

Después de los Orduña, la hacienda perteneció a la familia Velázquez de la Cadena, cuando Juana de Orduña, heredera de la hacienda, se casó con Juan Velázquez de la Cadena. El matrimonio mantuvo durante tres generaciones la propiedad sin explotarla directamente hasta que, en 1781, su descendencia decidió venderla.

La hacienda fue comprada por Pedro López Gómez y José Arias, el primero heredó su parte a sus hijas, quienes, al estar casadas con militares españoles, tuvieron que huir a Cuba cuando se consumó la independencia de México y se vieron obligadas a realizar las transacciones desde la distancia.

En 1849, Rafael Delgado López, dueño en turno, decidió vender la propiedad y esta fue adquirida por José María Pasquel.

La familia Pasquel, propietaria del lugar hasta 1939, aumentó el 30% de las dimensiones de la hacienda comprando los terrenos colindantes. Así mismo, invirtió un gran capital en mejoras para el ingenio e incursionó en la práctica de la ganadería y en la diversificación de las actividades agrícolas, de tal suerte que se empezó a cultivar café y cítricos. También renovó la construcción principal y transformó el edificio de una sola planta en la elegante propiedad de dos pisos y amplias terrazas que se conoce hoy.

A partir de 1922, la Reforma Agraria comenzó a afectar las tierras de la hacienda. En un lapso de 17 años se redujo de 5334 a 300 hectáreas. En 1939, fue comprada por Rafael Murillo y, un año más tarde, el ingenio cerró de manera definitiva, finalizando con 340 años de producción azucarera.

En la segunda mitad del siglo XX, la propiedad cambió de dueños en varias ocasiones: fue dividida y alquilada como vivienda y llegó a ser ocupada hasta por cinco familias al mismo tiempo; fue hipotecada, embargada y vendida por remate a José Lozano en 1977 y, ese mismo año, fue comprada por la compañía transnacional Coca-Cola. Esta se encontraba interesada en instalarse en el predio porque tenía acceso a un gran cuerpo de agua.

Sin embargo, la transnacional no intervino ni mantuvo el casco de la hacienda lo que permitió que, en el 2002, el Gobierno del Estado de Veracruz lo comprara y que, en 2005, cediera el edificio en comodato a la asociación civil Artistas Veracruzanos Bajo La Ceiba, A.C., la cual creó La Ceiba Gráfica.

  • Fachada 1895

  • Fachada 1910

  • Fachada 1939

  • Portón trasero 1939

  • Camino cercano

  • Alrededores de la hacienda

  • Vías del tren a las puertas de la hacienda

  • Portón trasero 1939

  • Camino cercano

  • Alrededores de la hacienda

  • Vista del ingenio

  • Vista del ingenio desde la hacienda

  • Maquinaria del ingenio

  • Maquinaria del ingenio

Copyright © 2008-2019 - La Ceiba Gráfica All rights reserved. | Sitemap | La Ceiba Gráfica Hidalgo 1, Ex-Hacienda La Orduña, Coatepec, Ver. | 01 (228) 816-93-30